ECONOMÍA

El coronavirus transforma al sector funerario español

En España fallecen un promedio 408.322 personas al año con una capacidad de gestión de hasta 1.700 fallecimientos diarios. Las restricciones presenciales derivadas de la crisis por coronavirus marcan un antes y un después en la forma de organizar funerales

El estado de alarma y las fuertes restricciones de asistencia a sepelios han disparado la oferta de funerales telemáticos y memoriales en Internet. Algunas parroquias como la de San Agustín de Valencia ya ofician misas online, los Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid ofrecen la posibilidad de retransmitir los funerales a través de videoconferencia contribuyendo así a reducir la ansiedad y el dolor de familiares. Funerarias y empresas de Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Bilbao, Málaga o Santiago ya ofrecen estos servicios entre los que no faltan velatorios vía Skype y libros de firmas virtuales donde publicar textos de honra u homenaje para honrar al ser querido.

Los familiares pueden conectarse al funeral en streaming a través de YouTube y reunirse telemáticamente con amigos y familiares a través de videoconferencias compartiendo así el dolor de manera colectiva. Plataformas como Facebook disponen de espacios para velar a las víctimas a través de grupos privados que sirven de punto de encuentro. A esta oferta se le suman cementerios online y empresas que ofrecen redacción de biografías póstumas y hasta testamentos digitales. Sirven de memorial donde publicar mensajes de honra y mensajes de duelo afirma Francisco Canals, periodista y director del Observatorio Español de Internet, entidad que considera positivo que los ciudadanos recurran a la red para gestionar su dolor superando así las restricciones presenciales derivadas del estado de alarma.

Aunque los medios telemáticos no son lo mismo es importante conectar con la realidad de la pérdida. La pantalla permite desarrollar el ritual del duelo, expresar el dolor colectivo y crear ese espacio de expresión emocional. Portales como YouTube permiten la publicación de videos privados, garantizando así que la emisión sea solo visible para los familiares autorizados. Las comunidades católicas también contribuyen a apoyar a familiares de fallecidos, es el caso de los Heraldos del Evangelio quienes ofrecen misas online todos los días a las 19h en YouTube. En nuestro país el 69% de la población se considera católica pero solo un 22,1% es practicante. La Iglesia es un pilar fundamental en el Estado del bienestar y su popularidad ha crecido gracias al papel clave que está desempeñado en plataformas como WhatsApp, YouTube o Twitter.